Isla siniestras en el mundo.

Isla siniestras en el mundo.

1. Isla de la Muerte.
En esta isla viven aproximadamente 300 habitantes, se sitúa en el océano indico y es administrada por el gobierno de las indias. Las únicas imágenes tomada son de unos indígenas que habitan este islote, pero estas siempre se observan de lejos y de mala calidad. En ellas los nativos siempre aparecen con arcos y lanzas en la mano amenazando a cualquiera que quiera acercarse. No existe evidencia de que practiquen algo de agricultura o fuego. El gobierno indio a intentado acercarse pero siempre la tribu los ataca, por esta situación han dejarlo de intentarlo.


isla de la muerte

2. Isla Poseída.
Quienes han estado en ella no recomienda pasar en ella una noche. El Atolon Palmyra es uno de los lugares mas remotos del planeta, apenas con 4 km cuadrados en mitad del Océano Pacifico se encuentra a 5000 km de distancia de cualquier masa continental. Esta Isla fue descubierta a finales del siglo XVIII en esa época los barcos que pasaban llegaban a reportar misteriosas luces que provenían de este lugar y de extrañas criaturas marinas en sus alrededores. Algunos de los naufragios que se ha encontrado en sus proximidades es el barco americano Angel. Un grupo de supervivientes logró llegar a una de las orillas de Palmyra. Un navío les localizó días más tarde… pero estaban todos muertos y sus cadáveres esparcidos por la playa. Habían sido violentamente asesinados. Algo similar ocurrió con el matrimonio Graham, cuyos huesos aparecieron dentro de un baúl en 1974. Aunque Buck Duane Walker y Stephanie Stearns fueron condenados culpables por robar el velero de los Graham ya que el suyo no les permitía huir del atolón, no les llegaron a imputar los asesinatos, por lo que el doble crimen sigue sin resolverse.


isla poseida

3. La Isla de las Cobras.
La isla da Queimada Grande, ubicada en la costa de Sao Paulo (Brasil), es también conocida como la isla de las cobras. 430.000 metros cuadrados habitados única y exclusivamente por serpientes venenosas. Las leyendas locales dicen que hay cinco ofidios por cada metro cuadrado, aunque un documental realizado por Discovery Channel mostró cómo en algunas zonas, existe uno de estos reptiles por cada metro cuadrado. Una isla sólo para valientes.


isla cobras

4. La Isla Fantasma.
La Isla Fantasma supuestamente estaba ubicada en aguas territoriales francesas, entre Australia y Nueva Caledonia. Aparecía en los mapas de Google Earth y en los de Times Atlas of the World, aunque actualmente no se le nombra en ningún documento oficial del país Galo. Concretamente en Google Earth se pudo apreciar su silueta de aproximadamente 30 kilómetros de largo durante mucho tiempo. Pero cuando en 2012 una expedición científica de la Universidad de Sídney recorrió la zona, descubrieron que la isla no existía. Es más registraron en esa misma área una profundidad de 1400 metros. La hipótesis que suena con más fuerza es la que argumenta que esta isla fantasma podría tratarse de una balsa grande de pumita o piedra pómez hecha por lava volcánica. Algo que choca con lo recogido por el diario Hobart Mercury en 1877: un año antes, en 1876, un barco de la marina británica había llevado a cabo una expedición en Sandy. También el Servicio Hidrográfico Francés aseguró haber observado el islote en numerosas ocasiones. Pero desde 1979 dejaron de verlo, por lo que decidieron eliminarlo de sus mapas.


isla de fantasma

5. La Isla de la Mala Suerte.
La Gaiola es una de las islas más pequeñas de la provincia de Nápoles. Detrás de su hermosura y de su aparente serenidad se esconde una aterrador pasado. Por ello ha sido bautizada como la isla maldita. En la década de los años 20 del siglo pasado era propiedad del matrimonio Braun. Ella murió ahogada. Él apareció muerto al día siguiente por un disparo en la cabeza. El siguiente dueño, el suizo Maurice-Yves Sandoz, vivió en esta isla hasta los años 50. Terminó siendo internado en un hospital psiquiátrico, donde se suicidó. Estos propietarios no fueron los únicos que sufrieron terribles sucesos. Les siguieron Karl Paul Langheim, un industrial del acero que cayó en bancarrota, Paul Getty, magnate del petróleo que sufrió en 1973 el secuestro de su hijo por el que tuvo que pagar 17 millones de dólares, Gianpasquale Grappone, empresario que acabó en la cárcel hasta arriba de deudas y el también hombre de negocios Francesco Ambrosio, que fue asesinado junto a su mujer en su casa de Nápoles en 2009.


https://imagizer.imageshack.com/v2/640x480q90/922/2Khghm.jpg




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *