10 Trucos para ahorrar gasolina


ahorro gasolina

1. Mantente cierta alerta en el camino.
Puedes evitar el desperdicio de combustible al no conducir muy cerca de la parte trasera de otro vehículo. En estos casos, tendrás que presionar constantemente el acelerador para recuperar la velocidad perdida a causa del frenado, lo que obliga a corregir la distancia de seguimiento al aplicar los frenos, dando lugar a un círculo vicioso. Esta aceleración y frenado constante hace uso de más combustible del que se consume con solo conducir de manera constante y a una distancia segura.
Frenar repetidas veces solo desperdicia energía, convirtiéndola en energía térmica innecesaria y además reduce significativamente la vida útil de los frenos. En el futuro, la mayoría de los autos podrían estar equipados con sistemas en los que la potencia de frenado se convertirá en energía reutilizable, pero es altamente improbable que tu auto cuente con esta tecnología actualmente, a menos que sea un híbrido.

2. Vigila los precios de la gasolina.
Ahora existe una aplicación Gasoapp que es gratuita y puedes ver los datos de costos de las 11,700 gasolineras. En ella puedes encontrar cual es la mas barata y también te puede mostrar si esa gasolinera es sancionada. Con esta App puedes saber en donde puedes surtir tu gasolina a un menor costo.

3. Elimina el peso innecesario.
Antes de encender tu automóvil y más si se trata de un viaje, debemos racionalizar el volumen y el reparto de la carga. No solo es una cuestión de espacio, conducir con 100 kilos de peso innecesarios a bordo ocasiona que el consumo de combustible, en un coche de tamaño medio, se dispare un 6 por ciento.

4. Controla la presión de tus neumáticos.
Los neumáticos deben de ir hinchados a la presión indicada por el fabricante y según las condiciones climatologías. Además de cuidar nuestra seguridad nos permitirá una conducción más eficiente. Conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la correcta reduce el rendimiento del combustible en un 2 y en un 4 por ciento en áreas urbanas y suburbanas, respectivamente.

5. No manejes con llueve.
El ahorro de combustible es peor en momentos donde el tráfico es intenso o llueve, hay viento y la presión barométrica es alta. La lluvia, el viento en contra y la presión barométrica generan resistencia al aire adicional, lo que provoca un mayor uso del combustible para crear y mantener un movimiento constante.
Sin embargo, un viento de cola (el viento detrás de ti) es útil.

¿De qué dirección viene el viento? No debe ser ninguna sorpresa que los momentos de tráfico intenso no sean buenos para la eficiencia de combustible. Te detendrás y arrancarás, yendo en ralentí, zigzagueando y probablemente realizando algunas acciones que imposibiliten el ahorro del combustible.

6. Haz tu ruta eficiente.
Haz un viaje bien planificado esto permitirá llegar a su destino de la manera más rápida, fácil y segura, y por lo tanto realizar una conducción más eficiente ahorrando combustible.
Alargar solo diez minutos el viaje de 1 hora provoca un aumento del consumo en gasolina o diésel de un 14 por ciento.

7. Apaga el aire acondicionado.
Cuando la temperatura exterior es de 25º C, el aire acondicionado reduce el consumo de gasolina en un 12 por ciento. En ciudad, abrir las ventanillas (cuando hacerlo sea seguro) es más eficiente que usar el aire acondicionado.

8. Lleva tu automóvil a servicio a tiempo.
Realiza un mantenimiento regular y lee el manual de instrucciones del vehículo. El costo de los cambios de aceite programados puede parecer alto, pero a la larga ahorrará gasolina y reducirá significativamente el desgaste del motor.

9. Usa el control de crucero en la carretera.
Manten el pie alejado de los pedales del freno y del acelerador es usar la sobre-marcha y el control de crucero cuando estás en la carretera. La sobre-marcha limita la velocidad del motor y al mismo tiempo extiende su vida.

El control de crucero mantiene el auto moviéndose a un ritmo constante, evitando que el acelerador y el freno bombeen demasiado o no lo hagan lo suficiente. Sin embargo, solo es útil en tramos, así que no te molestes en usarlo en la ciudad, sino te detendrás y arrancarás demasiadas veces para que haya una diferencia.

10. No pises a fondo el acelerador.
Mantén la velocidad lo más uniforme posible, busca fluidez en la circulación, evitando frenados, aceleraciones y cambios de marcha innecesarios. Para decelerar, levanta el pie del acelerador y deja rodar el vehículo con la marcha metida en ese instante. Frena de forma suave con el pedal del freno y reduce de marcha lo más tarde posible, con especial atención a las bajadas.

Circulando a más de unos 20 km/h con una marcha insertada, si no pisas el acelerador, el consumo de carburante es nulo. En cambio, a ralentí, el coche consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora.


gasolina




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *